Moto G Movistar

Segundo smartphone Android en su nueva etapa como compañía de Google. El Moto G Movistar es el celular de gama media de Motorola, con unas especificaciones por debajo del Moto X, pero con un diseño muy parecido, y mucho más económico: 4 mil pesos es el costo de este equipo de Motorola.

Compra el Moto G en Movistar, la mejor oferta en México

El pago al contado y a crédito en línea, el mejor que se puede encontrar en el país, incluye un Plan Ilimitado de datos, minutos, SMS y roaming internacional a Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.

Por 300 pesos mensuales, durante 24 meses, tú lo puedes adquirir. Con la ganancia extra de que se mejora el modelo del celular, después de un año de pagos puntuales. Desde un principio se debe aclarar si se conserva el número telefónico de siempre o si se está dispuesto a recibir uno nuevo de la compañía telefónicaMovistar.

En el caso de que se haya pactado un Plazo Forzoso y el usuario desee dar por terminado el Contrato anticipadamente, será aplicable una Pena Convencional Razonable la cual deberá ser cubierta por el suscriptor, más el pago respectivo por los saldos insolutos o no devengados por conceptos de Servicios y Cargo por Equipo.

Al contado, el Moto G Movistar está a la venta en los Centros de Atención Movistar, y en los supermercados Chedraui, o en las tiendas Copel. A crédito, en la página oficial de Movistar. Ingresando como “invitado”, si no eres usuario del sitio, y dando tus datos generales. Movistar acepta cualquier tipo de tarjeta de crédito o de débito.

La entrega a domicilio es gratuita.


Opiniones a favor y en contra del Moto G en Movistar

Según los estudiosos del tema es un smartphone bien construido y sólido. Algo pesado en relación con el tamaño, sus 141 gramos no incomodan en mano, pero en comparación con otros móviles más grandes y ligeros, sí se siente.

En el caso del Moto G, con sus 4.5 pulgadas, no es el típico teléfono que sólo sirve para Whatsapp, redes sociales y alguno que otro juego. Cumple con todo eso y más, y su ritmo de actualizaciones es bueno.

Para los críticos, lo más cuestionable es su memoria interna. 8GB son insuficientes si no hay posibilidad, como es su caso, de ampliarla a través de tarjetas micro SD. 16GB es un buen punto de partida para muchos pero para otros, sigue siendo nada.

La nitidez de la pantalla es excelente y no se aprecian los pixeles en las tipografías. Anima a ver fotos y videos sin tener que pelear por notar los puntos sobre la pantalla. El ángulo de visión es casi completo y la respuesta táctil es excelente.

Con Google detrás, era difícil pensar que Motorola decidiera meter aplicaciones y elementos visuales por encima de un Android 4.3 de base, que ya se está empezando a actualizar, antes de lo previsto, a Android 4.4 KitKat. Por otro, Assist. Una aplicación que permite configurar el móvil de dos formas: una cuando estamos en junta (lee la información de nuestro calendario) y otra mientras dormimos. En ambos casos el objetivo es el mismo: silenciar el móvil para que no molesten, salvo en casos excepcionales como cuando nos llamen varias veces en un lapso de cinco minutos.

Poco más, en exclusiva, ofrece una versión de Android donde no se agregan elementos superfluos. Los 50GB que regalan con Google Drive, en exclusiva con el Moto G, se agradecen pero siguen sin justificar la poca capacidad de almacenamiento y la imposibilidad de ampliarse con tarjetas micro SD.

En la batería nos encontramos con 2.070 mAh, cifra que se traduce en un día sin darle un uso excesivo. Cuando estemos encendiendo y apagando la pantalla se nos acabará pronto. La capacidad es correcta, pero se echa de menos un poco más, algo que se intenta justificar desde el modo de ahorro de energía que se incluye en el software.

Tiene cinco megapixeles que, para efectos prácticos, son tan buenos o malos según se quiera ver, como los 8 megapixeles que otros celulares ofrecen. Hace fotos correctas si hay mucha luz, pero en ningún momento es un dispositivo con el que queremos estar usando la cámara para todos los casos. El enfoque es lento, especialmente cuando hay poca luz. Los 5 megapixeles son correctos en la gama media pero insuficientes para un equipo que apunta en otros apartados. Lenta en el enfoque, no es especialmente nítida, pero para fotos comunes funciona. No anima mucho a usar la cámara más que para tres o cuatro fotos que hagamos de vez en cuando. No es un apartado fuerte el del Moto G Movistar.

El Moto G Movistar es un teléfono móvil de mediana categoría, económico y sencillo, pero que muy bien te puede sacar de un apuro.

¿Quieres más información?

Entrada actualizada por: el Viernes, 26 de Abril de 2019

Roams